Existe una prueba médica que permite detectar una amplia variedad de padecimientos propios de las vías respiratorias y los pulmones, la cual es llamada broncoscopía o fibrobroncoscopía.



Se realiza con un broncoscopio, el cual es un equipo que cuenta con un tubo de aproximadamente medio centímetro de diámetro con una longitud variable. En uno de sus extremos, posee una cámara de video conectada a un monitor, en el cual el médico puede ver con claridad el interior del aparato respiratorio.



Además, el tubo de dicho aparato tiene varios canales en su interior, a través de los cuales pueden introducirse diferentes instrumentos para pruebas más especializadas. Un ejemplo son las biopsias, en las cuales se toman muestras de los tejidos; incluso sirve para dar tratamiento al cauterizar vasos sangrantes o extirpar pólipos.



Si consideras que eres candidato para dicha prueba, comunícate con el Dr. Rafael Francisco Páramo Arroyo.